sábado, 2 de julio de 2016

Perros de jardín 2.0 (estimulación mental), por Nacho López

De Nacho López 
Ya hablamos en el artículo ``El perro de jardín´´ de lo divertida que puede ser la vida de un perro siempre en el mismo entorno, también intentamos que os pusierais en su piel he hicimos un ligero ejercicio de empatía para que os sintierais un poco perro. De echo, si nos metiéramos más a menudo en la piel de nuestro perro muchos problemas de conducta desaparecerían (ya vivan en un jardín o en un piso).

Para tener un compañero aunque sea en un jardín, deberíamos tener claro que es un perro y qué necesita para que su vida sea lo más correcta posible.

Por nuestro ritmo de vida, por lo qué nos han dicho siempre y me atrevería a decir qué, por nuestro egoísmo, dejamos un poco de lado a nuestro mejor amigo porque ya tiene espacio para correr, saltar, escarbar y hacer sus necesidades.

Vamos a explicar algunos ejercicios que podemos hacer para estimular la vida de nuestros perros (no hace falta que vivan en un jardín, podemos hacer esto en nuestro piso).



Hoy sabemos que unos 5 minutos utilizando el olfato cansan más que una carrera de 6 km. Con lo cual, ¿porqué no inducimos a nuestros perros a utilizar más el olfato? Creo qué todos estamos de acuerdo en que el mayor sentido de un perro es el olfato. ¿Porqué nos empeñamos en cansarlos corriendo? Un paseo tranquilo por la montaña es más placentero para él, solo tenemos que observarlo. ¿ Porqué nos gusta tanto tener un perro cansado?

En realidad los consejos qué nos dan algunos educadores, entrenadores, encantadores, adiestradores y showman´s televisivos. Supuestamente con muchísimos años de experiencia, no tienen ninguna lógica. Llévate a tu perro a correr, estará más tranquilo, ¿como? estará cansado y necesita su tiempo de descanso (para eliminar lo que genera en su organismo una carrera explosiva) que deberíamos respetar. En realidad lo que estamos haciendo es entrenarlo.

¿Qué vamos a hacer cuando no podamos llevarlo a correr? y ¿el perro, que hará el perro? pues ocupara su tiempo en hacer alguna otra cosa que seguro que no nos gusta y todo porqué debe gastar toda la energía a la que esta acostumbrado. Otro día explicaremos los problemas físicos que genera el obligar a correr de una manera explosiva a nuestro perro detrás de una bicicleta, pelota, palo, coche, moto o de su dueño haciendo footing.

¿Qué podemos hacer para estimular la vida de nuestros perros?

Los ejercicios de nariz van genial para relajar y estimular mente y olfato de nuestros perros. ¿Como podemos llevarlos a cabo?

Podemos cortar salchichas de frankfurt, las abrimos por la mitad, las giramos y las volvemos a abrir, troceamos y de cada salchicha nos salen 40-48 trocitos con los que podemos sembrar una zona de nuestro jardín (o piso), a poder ser, recomiendo hacerlo en el césped (o hierba) ya que los perros no distinguen muy bien el color carne del color verde, con lo cual todavía tienen que utilizar más su olfato.

Existen juguetes interactivos que podemos rellenar de comida (tipo Kong), los cuales son fantásticos para hacer pensar a nuestro perro como puede sacarlos de allí.

Es recomendable que llevemos a pasear a nuestro perro durante 30 minutos y le pidamos a un amigo que visite nuestro jardín con su perro (al cual este ejercicio le vendrá genial), este hará pipí, correrá, se tumbara y dejara su olor. Antes de irse debería dejar muchos trozos de comida esparcidos por el jardín. Cuando regresemos, nuestro perro estará un buen rato oliendo el rastro del otro perro y recogiendo muchos premios, lo cual es genial para que asocie olores y los relaciones con cosas buenas: Nos visita un perro y encuentro un montón de premios, BIEN!!!!!!!!!!!!!!! no es nada malo.

Personalmente me gusta que mi perro olisqueé todo lo que entro en casa, las bolsas de la compra, la mochila del gimnasio, la caja de la televisión nueva, la ropa después de un viaje en moto en un día lluvioso, etc etc....

No estaría mal que lleváramos trastos viejos que podemos encontrar en el contenedor de al lado de casa, sillas, un sillón viejo, trozos de troncos, neumáticos usados, etc etc. Seguro que están plagados de olores y a nuestro perro le encantará meter la nariz e incluso mordisquearlos.

No soy partidario de tener a un perro encerrado en un jardín, al menos debería salir mínimo una vez al día. Pero también debemos estimular mente, olfato y vida emocional de nuestro perro.

En nuestra mano esta el hacer la vida de nuestros perros mas agradable.







Fuente aquí

Para leer más articulos de Nacho López sólo hay que visitar su BLOG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada